Archicofradía del Santuario Nacional

Misión de la Archicofradía

La Archicofradía de la Virgen de la Caridad es una asociación mariana que honra a la Madre de Dios, e invita a honrarla bajo la advocación de Nuestra Señora de la Caridad. La Archicofradía radica en el Santuario Nacional de la Arquidiócesis y su lema es: “A Jesús por María. La Caridad nos une.”

HISTORIA

La Cofradía fue fundada por el Obispo Juan García Palacios el 2 de agosto de 1682, cuando los territorios de la Isla de Cuba y la Península de La Florida pertenecían a la misma diócesis de Santiago de Cuba. El Arzobispo Coleman F. Carroll la instauró en la Arquidiócesis de Miami el 10 de marzo de 1968 con el fin de propagar la verdadera devoción a la Virgen de la Caridad en esta Arquidiócesis. El ejemplar trabajo evangelizador de la Cofradía durante 33 años hizo que el Arzobispo John Clement Favalora la elevara al rango de Archicofradía el 31 de mayo de 2001, fiesta de la Visitación.

 

archicofradia

ESPIRITUALIDAD

Se inspiró, desde su fundación aquí, en el Capitulo X de Lumen Gentium sobre la Santísima Virgen, y en los escritos de San Luis María de Monfort y San Antonio María Claret.

MEMBRESÍA

El número total de miembros es de unos 50,000, y entre 2004 y 2010 se han asociado 3,000.

archicofradia medalla

ACTIVIDAD APOSTÓLICA

Sus esfuerzos evangelizadores se dirigen a todos los fieles, dando prioridad a los católicos no prácticos, a quienes se invita a la catequesis de adultos donde se les prepara para la práctica, y se les dirige a integrarse a sus respectivas parroquias.

Sus miembros atienden la labor evangelizadora del Santuario según las ordenes del Rector.

Prometen, a nivel personal, saludar a la Virgen diariamente, y contribuir con una ofrenda mensual al Santuario, así como anualmente participar en la gran celebración de la fiesta de Nuestra Señora de la Caridad el 8 de septiembre.

Se ofrecen retiros cada año, en Adviento y Cuaresma.

Dos Romerías o grandes peregrinaciones se ofrecen anualmente, una en marzo, mes de la Anunciación, y otra en noviembre, mes de la Presentación de la Virgen.

Durante el mes de octubre, mes de la Hispanidad, peregrinan todos los países del continente junto con sus respectivas representaciones del Cuerpo Consular.

La Archicofradía se reúne mensualmente con todos los Movimientos Apostólicos de la Arquidiócesis, para recibir las orientaciones del Arzobispo bajo la dirección del Vicario Episcopal de la Pastoral arquidiocesana.